viernes, junio 5th, 2020
FOTO CATALINA NAVARRO/ARCHIVO
Los agentes entrenados en la búsqueda de personas, están listos para cualquier eventualidad en el Verano.

 

 

 


 

 

Llevaba dos días sin tomar agua y sin poder ya caminar, en medio del desierto entre Sonoyta y Lukeville

 

 

 

Por Catalina Navarro / Reporte653

Yuma, Arizona.- Un hombre que habían estado perdido y sin agua para beber en el desierto de esta frontera fue rescatado por agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector Tucson, quienes sin importar que era indocumentado, le salvaron la vida.

Los hechos tuvieron lugar este jueves, por la mañana, en la zona de responsabilidad de los agentes de Wellton, Arizona, cuando los agentes recibieron una llamada de emergencia al 911, hecha por el propio indocumentado.

Rendido por el cansancio, el hombre les aseguraba que por los últimos dos días no había bebido ni tenía agua y que ya tenía ampollas en los pies, lo que le dificultaba el caminar.

Elementos de la Unidad de Rastreo, Trauma y Rescate, conocido por sus siglas en inglés como BORSTAR, y uno de la Base de Operaciones fueron desplazados para la localización del hombre.

Asimismo, un agente Técnico en Emergencias Médicas y dos agentes de la Patrulla Fronteriza adicionalmente acudieron al lugar.

La persona fue localizada en una parte remota e inhóspita del desierto, al Oeste del Puerto de Entrada de Lukeville, Arizona, frontera con Sonoyta, Sonora, México, pero el hombre parecía estar en buena salud y se rehusó a recibir atención médica adicional a la estabilización del momento.

Resultó ser un mexicano de 25 años, quien había ingresado de manera ilegal, quien por la entrada indocumentada fue procesado.

Las temperaturas han registrado un leve descenso, en la última semana, pero en esta época del año suelen ya estar por sobre los 100 grados Fahrenheit o 38 Centígrados, y en esas condiciones el desierto de Sonora y Arizona, por donde generalmente intentan ingresar los extranjeros de manera indocumentada, se convierte en un lugar peligroso, y por el que se debe caminar muchos días antes de arribar a una zona urbana o carreteras.

Las autoridades insisten en que, con ese panorama, los extranjeros deben desistir en cruzar y no crean en los contrabandistas o “coyotes”, pues pueden ser víctimas de insolación, golpe de calor o la muerte, al ser abandonados, antes de que algún agente los pueda encontrar a tiempo.

 

Tags:

Related Article