lunes, diciembre 9th, 2019



 

Alertan las autoridades del Condado de Yuma a que padres revisen todos los dulces sin empaquetar o “gomitas” en forma de pez

 

Por Catalina Navarro

Yuma, Arizona.- Un menor de 3 años de esta ciudad fue hospitalizado la noche de “Halloween”, tras haber consumido una “gomita” en forma de pez que las autoridades sospechan contiene tetrahidrocanabidol, un psicoactivo de la mariguana.

Según el reporte dado a conocer por la sargento Lori Franklin, vocera de la Policía de Yuma, el jueves a eso de las 8:51 de la noche, se recibió una llamada de auxilio en referencia a que el menor había sido llevado al Hospital de Yuma luego de haber comido un dulce de los que le dieron en la “Noche de Brujas”.

El menor se mostró letárgico y se le dilataron las pupilas, y reaccionaba de manera anormal luego de que comió unos dulces, por lo que los oficiales revisaron las golosinas restantes que el niño recabó en el recorrido acostumbrado de la festividad.

Un dulce blando masticable conocido como “gomita”, de color rojo y en forma de pez fue localizado en una de las canastas del niño, la cual, según los oficiales está mezclado con tetrahidrocanabidol, o THC, un componente psicoactivo de la mariguana.

La pieza del dulce será enviada a laboratorio para su confirmación.

Los padres del niño afirmaron que asistieron al evento “Trick or Treat”, llevado a cabo en la calle Main, en la zona histórica de Yuma; así como al evento denominado “Scary and Safe Trick or Treat”, que se efectuó en los campos de la feria, ambos organizados por las autoridades municipales y del Condado.

La Policía está convocando a los padres a que revisen los dulces que les dieron a los niños durante la noche del jueves y busquen los del tipo de “gomita” roja que no esté envuelto y cerrado que parezca tener forma de pez, para ello compartieron una foto con los medios para su difusión.

Quien tenga información sobre este incidente, está invitado a reportarla al (928) 782-7463 en denuncia anónima o al Departamento de Policía al (928) 373-4700.

El Alcalde Douglas Nicholls se mostró fuertemente preocupado por esta situación y se unió al llamado de la Policía para evitar que más niños se intoxiquen.

Tags:

Related Article