Además, se llevaron una tablet con la que el Párroco transmite en redes sociales las Misas

Por Catalina Navarro/Reporte 653

San Luis, Arizona.- Desconocidos vandalizaron este fin de semana la Parroquia de San Judas Tadeo, de la que se robaron una llave que no abre un candado o caja fuerte, sino lo más sagrado para la fe católica que es el Sagrario, es decir, donde se resguardan las hostias consagradas.

Así lo dio a conocer el Párroco Adolfo Martínez, a través del sitio de Facebook del templo, este martes, en el que enlista que además de la llave del Sagrario desapareció la tablet que utiliza para transmtir la Misa y el Santo Rosario.

“Con mucha tristeza tengo que anunciarles lo siguiente”, expresa en la publicación el Padre Adolfo, y exhorta a regresar lo más pronto posible la llave, pues no abre cajas fuertes con valores materiales, más bien “abre una caja con el tesoro más preciado que tenemos y que es el Santísimo Sacramento, Jesús mismo”.

El sacerdote expone que también descubrió que los responsables quisieron abrir a la fuerza el buzón de la Oficina Parroquial.

“Si alguien nos puede ayudar a recuperar la llave del Sagrario por favor ayúdenos, no se harán preguntas”, y destaca que “la tablet no importa si no se regresa, pero la llave sí, hago un llamado a la conciencia para que regrese”.

El Padre Adolfo describió que la llave es muy diferente a las llaves comunes, y que es muy fácil que destaque por su forma singular, ya que termina en forma de tubo con unos pequeños dientes en las orillas.

“Si alguien la encuentra, por favor ayúdenos a recuperarla, es la única que teníamos, y aún para un cerrajero experimentado sería todo un reto hacer una nueva copia”, invitó el Padre.

Esta es la primera vez que al sacerdote Martínez, como titular de la Parroquia de San Judas Tadeo, le toca enfrentar un acto vandálico en el templo, pero su antecesor, el Padre Abraham Guerrero denunció en enero del 2018 el robo del Sagrario y de artículos del altar que luego fueron encontrados tirados en la parte trasera de las oficinas, por lo que se hicieron oraciones expiatorias y bendijeron el área violentada.

Este martes, tras unas dos horas de la publicación del Padre Martínez, se contaba ya con más de 100 reacciones de tristeza y había sido compartida por otros usuarios de Facebook más de 80 veces, con la esperanza de que el o los responsables regresen los artículos robados este fin de semana.

Quien cuente con informes e incluso con los artículos robados, puede acudir al templo a regresarlos, con la garantía de que no se le fincarán cargos criminales.

Tags:

Related Article