miércoles, octubre 23rd, 2019
Banner Top

Alessandra Cardenas-Hernandez y a Nohemi Hernandez-Madrigal podrían pasar muchos años en prisión, de ser declaradas culpables de los cargos criminales

Por Catalina Navarro

San Luis, Arizona.- Fianzas por 100 mil dólares y por 150 mil dólares para salir en libertad y seguir el caso por varios cargos de posesión y venta de fentanilo en pastillas fueron fijadas este jueves respectivamente a las jovencitas de 18 años Alessandra Cardenas-Hernandez y a Nohemi Hernandez-Madrigal, cuando se les presentó ante la Corte de Justicia de Paz del Sur del Condado.

Las alumnas de San Luis High School fueron presentadas por medio de videoaudiencia desde las instalaciones del Centro de Detención para Adultos del Condado de Yuma, ante el titular Juan Manuel Guerrero, en presencia de los padres de una de ellas en la sala del Tribunal.

A Cardenas-Hernandez se le imputan acusaciones por posesión de narcóticos, posesión y uso de drogas en una zona escolar libre de drogas y posesión de artículos de consumo o venta de drogas; mientras que a Hernandez-Madrigal se le arrestó por posesión de narcóticos, posesión de narcóticos para su venta, venta de drogas en zona escolar libre de drogas, posesión y uso de drogas en una zona escolar libre de drogas y posesión de artículos de uso o consumo de narcóticos, todos ellos considerados felonía, o crimen federal.

Como se recordará, las jovencitas fueron arrestadas por la Policía de San Luis, cuando acudían este miércoles por la mañana a clases de verano en el plantel, donde fueron sorprendidas en posesión de más de 3,200 pastillas de fentanilo conocido como M30 en bolsas de plástico, que dieron un peso de 373 gramos, así como en posesión de artículos para su consumo y venta.

Un tercer estudiante de 16 años, cuyos datos no se han dado a conocer hasta que se indique si será juzgado como adulto por la felonía o delito federal, fue arrestado en el mismo hecho que se suma a los 6 casos de jóvenes involucrados en narcotráfico de fentanilo en los últimos meses en San Luis, Arizona.

De acuerdo con el vocero de la Policía, teniente Marco Santana, el fentanilo en una dosis de la mitad de la pastilla puede ocasionar la muerte, que según el paramédico y vocero de los Bomberos, Luis Cebreros, no es una muerte lenta, sino que incluye una sobredosis que afecta la presión arterial, se provoca un daño al cerebro, convulsiones, y el consiguiente paro cardiaco en las víctimas. 

Si quedan con vida las víctimas pueden quedar en estado vegetativo por usar la droga.

Para representantes de la Corte presidida por el juez Juan Manuel Guerrero es una situación muy triste que en la comunidad fronteriza se estén registrando casos de jóvenes involucrados en el tráfico de fentanilo, lo que va en detrimento de sus vidas, pues al considerarse un crimen federal la consecuencias son la pérdida de la libertad durante su juventud.

El fentanilo es 100 veces más potente que la morfina, otra droga que se usa únicamente por pacientes con padecimientos en etapa terminal, a los que se les prescribe para el control del dolor sólo por un médico, por ello su prohibición y control.

El menor de 16 años que fue arrestado con las dos estudiantes del mismo plantel de San Luis el miércoles será presentado en la Corte este viernes.

Banner Content
Tags: ,

Related Article