Arpaio (el primero desde la izquierda) felicitó a las autoridades de Estados Unidos cuando sentenciaron recientemente al traficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, publicando en su red social esta foto donde, recuerda, le dieron reconocimento autoridades mexicanas por su labor en la DEA, lo acompañaba, entre otros, nada más y nada menos que “El Negro” Durazo (el último de la derecha), quien protagonizó una parte de la amarga historia de corrupción y terror en México.


 


 

El autodenominado “Sheriff Más Duro de Estados Unidos” anunció este domingo que, de ganar por séptima vez, regresará el sistema penintenciario de tiendas de campaña

 

Por Catalina Navarro

San Luis, Arizona.- El domingo, cuando coincidieron fechas importantes para él, como el cumpleaños de su esposa Ava y el día en que el presidente Donald Trump le otorgó el perdón por los cargos fincados por el ex presidente Barak Obama, el ex sheriff Joe Arpaio anunció definitivamente que contenderá por el puesto de Alguacil del Condado de Maricopa, en Arizona.

“Listo para una campaña amarga y de golpeteo y sin volver atrás”, es como se dijo Arpaio, quien desde hace dos meses comentaba en sus redes sociales que la decisión la daría a conocer para fines de este mes.

Mientras tanto, aseguró que miles de residentes de todo Estados Unidos, incluidos Arizona, le han exhortado a que vuelva a contender.

Dijo que consultó con su esposa y finalmente decidió entrar a la contienda electoral para reabrir la cárcel con tiendas de campaña y “traer de vuelta las políticas carcelarias, reinstituir la fuerza a la estación de Alguaciles y continuar aplicando las leyes de Arizona que tengan que ver con el tráfico de drogas, tráfico sexual y otros crímenes relacionados con la frontera y la migración ilegal”.

 

 

Afirmó que continuará luchando para hacer lo correcto por Arizona y por el país, “y nunca me rendiré; todos los que violan la ley tendrán que vérselas con el Sheriff”.

Reveló que su oponente es el actual Sheriff Paul Penzone, por el Partido Demócrata, de quien, anticipó: “terminará su primer y único término como Sheriff en el 2020”.

Arpaio fue electo en Maricopa como Sheriff desde el 1 de enero de 1993 y reelecto por cinco periodos hasta el 31 de diciembre de 2016, cuando Penzone le ganó.

Del ejercicio del Sheriff Penzone, Arpaio insitió que “los últimos cuatro años han probado ser una pérdida de oportunidades para seguir el tipo de políticas duras que este Condado necesita”.

“Una vez que regresemos al cargo”, prometió Arpaio, “usaré mi posición para restaurar el orgullo a los rangos de seguridad pública, no sólo aquí, el cuarto Condado más grande de Estados Unidos, pero en todo el país”.

El ex Alguacil de Maricopa asumió que durante su tiempo fuera del cargo, sus oponentes, activistas y figuras públicas de la izquierda lo han atacado con información falsa difundida por medios tendenciosos para que nadie lo escuche, “pero esos esfuerzos han fallado”.

 

 

Incluso, dijo que esos ataques seguirán aún más fuertes desde que anunció su decisión de correr por el puesto.

“Cuidado mundo, hemos regresado”, expresa en el comunicado para agrupar a su esposa Ava en su nuevo cometido en el que indica que “hemos tenido un gran amor a Arizona y la gente que vive aquí”.

En 55 años de servicio, además de Sheriff, Arpaio fue parte de la Administración de Aplicación de Leyes Contra las Drogas, conocida en inglés como la DEA, incluidas las jefaturas de la oficina en Turquía, Ciudad de México y America Latina.

De hecho presumió en sus redes sociales varias fotos antiguas de esos cargos, recibiendo reconocimientos, como del mismo ex Jefe de la Policía y Tránsito de México, ahora Secretaría de Seguridad Pública, Alfonzo Durazo Moreno, conocido como “El Negro”, quien forma parte de la historia de corrupción y terror de México en los años 70 y 80 del siglo pasado.

Tambien Arpaio fue jefe de la DEA en varias ciudades de Arizona y Texas.

Desde que Donald Trump empezó la carrera para la Presidencia de Estados Unidos, Arpaio lo apoyó abiertamente y lo presentó en el primer mitin de campaña en Phoenix en junio del 2014 y fue uno de los oradores principales a su favor en la convención nacional del Partido Republicano en 2016.

El slogan de la nueva campaña de Arpaio es “Hagan al Condado de Maricopa Seguro, Otra Vez”, similar a las que el Presidente Trump utilizó en su campaña anterior.

Tags: ,

Related Article