miércoles, diciembre 7th, 2022



 

Uno de ellos era pandillero “Paisa” y otro un ciudadano de EU con antecedentes criminales, quien traía un Pitbull y empuñaba un tubo afilado

 

Por Catalina Navarro

Yuma, Arizona.- Cuando en México se sienta un grave precedente de solicitud de amparo de unos ciudadanos que defienden un supuesto derecho de consumir cocaína, lo que hasta ahora es considerado delito y está comprobado que afecta gravemente la salud incluso hasta causar la muerte, sujetos intoxicados con metanfetamina que mostraban comportamiento agresivo fueron detenidos por autoridades de Estados Unidos en el Sector Yuma.

Los casos se registraron de manera separada el fin de semana, según voceros de Aduanas y Protección Fronteriza, agencia federal que supervisa a la Patrulla Fronteriza.

Los agentes del Sector Yuma arrestaron el sábado a un individuo que había ingresado por el lado Este del Puerto de Entrada I, pero se comportaba de manera errática.

Servicios de emergencia médica fueron solicitados para revisar al hombre de origen mexicano que fue puesto en custodia de los agentes, dando como resultado que estaba intoxicado con metanfetamina.

Bajo la supervisión de un agente, el sujeto golpeó la luz en su celda, arrancó la alfombra y se orinó en el piso.

 

 

Posteriormente el hombre reveló que se trata de un miembro de la pandilla denominada “Paisa”, y sus antecedentes indican que cuenta con un extensa historial criminal.

El “Paisa” enfrenta cargos por daños a propiedad ajena, además de las violaciones de migración.

El domingo, otros agentes respondieron al reporte de un hombre que corría por el Este del camino conocido como Levee Road y la calle Condado 16½, cerca del río Colorado en la zona fronteriza con San Luis Río Colorado.

El hombre traía consigo un perro de la raza Pitbull y empuñaba un tubo de metal con una punta de cuchillo unida a un extremo, actuó de manera amenazante ante los agentes.

 

 

Los patrulleros sometieron al hombre con una pistola de control a base de toques eléctricos de baja intensidad y pudieron arrestarlo de manera segura.

Además de poseer una cantidad no determinada de metanfetamina consigo, se pudo conocer después que el sujeto era un ciudadano norteamericano que contaba con dos órdenes de extradición emitidas en Washington por tratar de eludir y escapar de la Policía.

Finalmente fue puesto a disposición del Sheriff del Condado de Yuma para su transporte a Washington.

Al respecto, el jefe del Sector Yuma de la Patrulla Fronteriza, Anthony Porvaznik, expresó que los agentes enfrentan una variedad de amenazas mientras vigilan la frontera.

“Sin embargo, su experiencia y entrenamiento les permiten emplear su habilidad para arrestar de manera segura, aun enfrentando a los atacantes intoxicados con narcóticos peligrosos”, agregó.

Los patrulleros deben de completar un curso especializado en el Centro de Entrenamiento de Seguridad Pública Federal y otros cursos en las ciudades donde laboran.

El mencionado instituto se les enseña entre otras, tecnicas de utilización de la fuerza en escalada, es decir, de poco a poco, de acuerdo a la situación, asegurando que la intervención sea apropiada y se salvaguarde la vida tanto del atacante, como la de los patrulleros mismos.

Tags: ,

Related Article