Así respondió el titular de seguridad del Condado de Yuma a petición de Diputado republicano




Por Catalina Navarro/Reporte 653

Yuma, Arizona.- Porque no es su facultad como autoridad del Gobierno del Condado de Yuma el detener a inmigrantes indocumentados, como le fue solicitado recientemente por el Diputado por Arizona Paul Gosar, ante la liberación de esos grupos que en la comunidad comenzó la semana pasada a hacer el Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés), tras darles fecha de Corte de Asilo, el Sheriff Leon Wilmot se negó a realizar esa acción.


Este jueves, luego de las demandas de recursos al Gobierno Federal que el Alcalde de Yuma, Douglas Nicholls, la Mesa de Supervisores presidida por Marco Antonio Reyes, y el Gobierno de San Luis, hicieron para hacer frente al fenómeno migratorio en sus áreas urbanas, como se vio en 2019, el Congresista del Distrito 4, Paul Gosar, solicitó directamente al Sheriff del Condado de Yuma que detenga a los 50 inmigrantes que a diario dejará en este territorio el DHS, con la premisa de que “la liberación de individuos infectados no está autorizado por el Congreso”.


Mientras Gosar cita en su carta dirigida también al Gobernador de Arizona, Doug Ducey, que es un riesgo de salud pública y de seguridad la falta de un plan adecuado para monitorear el Coronavirus en esos grupos, antes de soltarlos en la comunidad, por ello demanda que las agencias de seguridad pública se encarguen de detenerlos y enviarlos a su país de origen.


Ante ello, Sheriff Wilmot dijo que por más de 36 años ha aplicado las leye estatales, que son su facultad, mas no la de cumplir la petición del Diputado Gosar, pues “los indocumentados liberados por DHS cuentan con un documento que les da permiso para estar en el país”.


Como se recordará, el proceso de asilo comienza con la solicitud que avala su estancia en los estados donde familiares de los indocumentados puedan ser responsables de su manutención y esa es la idea de liberarlos en esta frontera, donde fueron procesados, sin embargo, como lo vertió en entrevista aparte, el Supervisor Marco Antonio Reyes, a diferencia del caso de 2019, actualmente existe el reto de salud, por la pandemia del COVID-19.


El Sheriff del Condado de Yuma indicó que trabaja y se comunica constantemente con las corporaciones federales, como Patrulla Fronteriza e Inmigración y Aplicación de Leyes de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), así como otras coaliciones de Sheriffs para determinar políticas de acción en la frontera, siendo una de ellas la inmigración ilegal; no obstante que lamentó que no se le haya comunicado que se aplicaría esta medida de liberar a los solicitantes de asilo, lo que llamó “frustrante”.


Leon Wilmot expuso que ayer miércoles analizó con sus contrapartes de otros condados la medida de los Protocolos de Protección al Migrante del Presidente Biden, que implica traer a 25 mil solicitantes de asilo a territorio nacional, es decir a Estados Unidos.


Por ello, presentaron una lista petitoria a DHS, en la que cuestionan que se esté dejando de aplicar el Título 42, es decir, que ya no se ven a los ilegales como un riesgo en medio de la pandemia y en lugar de deportación inmediata, como lo indica el Título 42, los dejan en el país; cuestiona la falta de exámenes de detección de COVID-19, los certificados que cada indocumentado debe tener de estar libre de enfermedades potencialmente peligrosas para el país y si se les está aplicando la vacuna contra el virus.


Asimismo, destacaron que con la liberación de los indocumentados en esta medida del Gobierno Federal se están violando los derechos humanos de las comunidades, pues no se han considerado la carencia de recursos en los estados.


“DHS no está considerado que las comuninades están en un punto de quiebre”, enlista Sheriff Wilmot, “la falta de consulta con las comunidades locales pondrán a las familias y los niños en creciente riesgo de falta de servicios sociales”.


En su declaración, el Sheriff del Condado de Yuma indica que todos los miembros de la coalición de Sheriff coinciden en que “no es creíble que el liderazgo de DHS esté debidamente preparado para emprender este esfuerzo y las comunidades locales soportarán la peor de las consecuencias”.


Al momento, el titular del Departament de Sheriff del Condado de Yuma esperará respuesta tanto de DHS, como del Gobierno Federal.

Tags: ,

Related Article