A diario el Salvation Army atiende a unos 300 centroamericanos con alimentos, orientación en su propio idioma sobre sus casos de asilo y les aseguran su transporte a los lugares donde esperarán la fecha de Corte federal

Por Catalina Navarro

Yuma, Arizona.- Más de 2 mil 700 extranjeros de origen centroamericano que han sido liberados por las autoridades federales en Yuma con permiso para estar en el país mientras llega su fecha de Corte de Asilo han sido asistidos en el albergue temporal habilitado por el Salvation Army, como parte del Proyecto Humanitario de Yuma.

Así lo confirmó el comisionado Kenneth G. Hodder, en un video que el organismo cristiano sin fines de lucro publicó a través de su plataforma de noticias The New Frontier Chronicle, en donde muestran el interior del local que se ubica en un centro comercial de la ciudad.

“Estamos atendiendo la necesidad humana en nombre de Cristo sin discriminación alguna”, expone Hodder en el video, que ha recibido algunas críticas de supuestos donadores que expresan su malestar porque sus contribuciones como ciudadanos están siendo usadas en indocumentados.

Tras varias solicitudes de los medios, incluido Reporte 653, para que el organismo permita hacer reportes de su funcionamiento y entrevistar a algunos indocumentados, en cambio se hizo público el lugar a través del video.

En el local que antes era una tienda en Yuma se cuenta con camas para que pasen la noche los indocumentados con permiso federal, que han pedido asilo en Estados Unidos / Cortesía

Hodder indica que, a petición de la Ciudad de Yuma, desde el 28 de marzo el Salvation Army ha proporcionado alimentos y hospedaje a las familias de migrantes que tienen el permiso de ICE (Inmigración por sus siglas en inglés) y a diario asisten a unas 300 personas.

“Nos pidió la Ciudad ayudarles a resolver un problema, así que estamos alimentando a gente con hambre y proporcionando albergue que se necesita, dos cosas que son el núcleo de la misión de Salvation Army, sin discriminación”, reiteró por su parte el capitán Jeffrey Breazeale, representante de Yuma del organismo.

En el video, incluso, donde se pueden ver a las familias en colchonetas, conviviendo sus hijos con el comisionado Hodder y a voluntarios ayudando a limpiar, cocinar y ordenar artículos de donación, se indica que si se requiere albergue y comida, se los dan a quienes lo necesiten, sin importar su estado legal.

Al principio de la contingencia se estaba solicitando ayuda en especie como alimentos no perecederos, agua embotellada, frutas frescas, galletas y otros empaquetados individualmente; así como ropa como calcetas, zapatos, ropa interior, camisetas, pantalones, chaquetas y gorros.

A los niños de los extranjeros se les procuran actividades como colorear, y en las paredes del albergue tienen avisos como el número telefónico de orientación sobre los casos de asilo pendientes / Cortesía

También se requerían artículos de higiene personal en presentación de viaje, colores y libros de colorear, entre otros.

Actualmente, tal y como lo dio a conocer el alcalde Douglas Nicholls, surgió la necesidad más apremiante que es que haya voluntarios, sobre todo bilingües.

Para ayudar en el albergue o al Salvation Army los interesados pueden llamar al  (928) 783-0181 o comunicarse al correo electrónico jeffrey.breazeale@usw.salvationarmy.org.

Banner Content
Tags: ,

Related Article