Los candidatos a diferentes puestos sentían que traían mucho “Power” y en realidad no traían nada.




Por Mario García


La pasada campaña electoral que duró 40 días, hablando de lo local, dejo ver como se manejaron algunos candidatos al hacer su campaña y digo algunos por qué otros si se comportaron a la altura de la contienda y unos más pasaron desapercibidos.

Pero hablemos de aquellos que entraron en el gobierno de Santos en el 2018, donde vendieron la creencia que tenían mucho apoyo de la ciudadanía, se volvieron locos y no supieron aprovechar el escaparate que les da el ser gobierno.

Los ex regidores, Marco Antonio Luna Espíndola, Benito García y Manuel Santeliz, fueron muy críticos del gobierno municipal, tanto que dos de ellos renunciaron al partido que militaban y se unieron en otro ente político que apenas nacía en estas elecciones pasadas, creyeron que tenían un capital político para poder pelear por la alcaldía y por una diputación local.

Al llegar a la elección del pasado domingo no les alcanzó ni para un cuarto lugar, ahí se dejó ver su capital político, según ellos el apoyo de la ciudadanía que ellos pensaban que tenían.


Otro que soñó en que podía jalar a los adeptos de la 4T fue Jesús Ramos, pensó que, con su discurso, una mal copia de los discursos que da el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, podría conquistar a los seguidores del jefe del ejecutivo nacional.

También sus seguidores, que no eran muchos, saturaron en las redes sociales de insultos y campañas negras contra el rival a vencer que era el candidato de Morena, no le resultó su estrategia y ahí se ven los resultados.

El que dio la sorpresa fue el maestro Montes Piña que al brincar de partido en partido logró la candidatura por Movimiento Ciudadano e hizo una campaña muy dura y frontal, cabe destacar que para el maestro fue una buena campaña ya que según los datos del PREP quedó en un tercer lugar.

El candidato por la Alianza Va por Sonora, el Ingeniero Paco Ochoa, su candidatura pasó desapercibida, fue su campaña muy soft, pero también a veces invisible, el comentaba que su campaña iba ser de propuestas y no de enfrentamientos, pero no le resultó.


Lo que le salvó de quedar en el tercero o cuarto lugar fueron las marcas de los partidos que lo abanderaban, y se podría decir que si hubiera ido solo con su partido el PAN, a lo mejor otro gallo le hubiera cantado.

Ya por último el profesor Isidro Arenas, un hombre inteligente y propositivo, con unas ideas ciudadanas y que no quiso andar en dimes y diretes con enfrentamientos, pero con el carácter de que si se metían con él, podía responder.

Yo creo que fue buen candidato, pero la marca no lo ayudó.

En fin, ya las elecciones pasaron y en San Luis como en Sonora la cuarta transformación llegó y se quedó, solo esperamos todos los ciudadanos que estos años que gobernara Morena en los tres niveles de gobierno nos vaya bien y que hagan lo que estuvieron predicando todos estos días.

Tags: ,

Related Article