Se llevó a cabo el izamiento del lábaro patrio en la explanada de Palacio Municipal




Autoridades civiles y militares conmemoraron un aniversario más del Día de la Bandera en la explanada del Palacio Municipal y hoy nuestra enseña patria luce en todo lo alto.

La ceremonia fue encabezada por el alcalde Santos González Yescas, el general de Brigada DEM, Mario Alberto Martínez Verduzco, el secretario del Ayuntamiento Ricardo Lugo Moreno y la síndico procurador Verónica Patricia Acosta Bracamontes, además de regidores y funcionarios.

La maestra Alma Talamantes, titular del Museo Regional, fue la encargada de dar lectura a una reseña sobre el origen de nuestro lábaro patrio y los cambios de imagen y colores a través de los años.

Recordó que el Día de la Bandera se estableció el 24 de febrero de 1934, sin embargo, fue oficialmente reconocido como conmemoración nacional hasta 1940 por decreto del Presidente Lázaro Cárdenas del Río.

“La bandera mexicana es un símbolo que representa el espíritu de unidad, valor y patriotismo, además de ser un elemento unificador, una expresión auténtica de nuestros orígenes y del deseo de fortalecer el sentido de identidad nacional como país independiente y soberano”, citó la maestra.

Agregó que la bandera forma parte de los símbolos patrios, junto con el escudo y el himno nacional. Los tres colores son un recordatorio de la proclamación del movimiento de Independencia hecha por Agustín de Iturbide el 24 de febrero de 1821.

En esa fecha se firmó el Plan de Iguala, en el cual se ofrecieron derechos y se garantizaron las demandas de los distintos grupos políticos de la época.

En la declaración del Plan de Iguala, Iturbide llevó la bandera trigarante con los colores verde, blanco y rojo, mismos que simbolizaban la independencia de México ante España, la religión católica y la igualdad y la unión de los mexicanos con los españoles y las castas, respectivamente.

Tras el Primer Imperio, el Congreso Constituyente instauró de forma oficial la Bandera Nacional conservando los tres colores, pero con ciertos cambios; se le quitó la corona imperial al águila y se agregaron los símbolos republicanos de las ramas de laurel y encino.

Con la llegada al poder de Benito Juárez, el significado de los colores de la Enseña Nacional cambió como consecuencia de la separación entre Estado e Iglesia; el verde pasó a significar esperanza, el blanco, unidad y el rojo, la sangre de los héroes nacionales.

Tags: ,

Related Article